Los temas de Trasversales

Seleccione un tema en la lista desplegable y pulse el botón Ver tema


Tema seleccionado: Aborto_Voluntario y Derechos reproductivos

Decenas de autoras y autores suman sus textos y creaciones artísticas en defensa del derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidadEn la actual ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo se ha producido un retroceso legislativo respecto a la anterior normativa, basado en la restricción del concepto integral de salud acuñado por la OMS. En este sentido, como ya denunciamos en su día, esta nueva Ley no contempla la interrupción sin plazo cuando exista un pronóstico de grave riesgo para la salud física y psíquica de la mujer, dejando así desprotegidas a las mujeres en las situaciones más difíciles, cuando presentan más 22 semanas de gestación, sin tener en cuenta los riesgos que pueden causarlas la obligación de llevar a término un embarazo en dichas circunstancias.No les voy a regalar a este grupo de fanáticos la defensa de la vida. No son Pro vida, son Pro Sufrimiento, Pro Dolor, Pro CavernaComunicado. Creemos firmemente que es necesario proteger la salud e integridad física y emocional de la mujer, y es por esa razón que tenemos la convicción de que debe tener derecho y libertad de decidir, sobre un embarazo que no desea.Instar al Gobierno a que, en el Anteproyecto de Ley de modificación del Código Penal que se está elaborando en este momento, se incorpore la despenalización del aborto efectuado con el consentimiento de la mujerTodas estas medidas en contra del bienestar de la ciudadanía, responden a ideologías neoliberales que hunden sus raíces en el catolicismo más rancio, conservador y fundamentalista. Ideologías asentadas en el gobierno del Partido Popular y alentadas por la jerarquía católica.los decretos que desarrollan esta ley restringen claramente los mínimos derechos que reconocía y suponen una clara vulneración del espíritu con el que, teóricamente, se elaboró: el respeto al derecho a decidir de las mujeresHablar de aborto libre significa que NADIE, ni NADA puede limitar la decisión de la mujerLa Ley debería de servir para dar protección, apoyo y cobertura a su decisión, pero viendo la Ley y los reglamentos cualquiera diría que se han propuesto todo lo contrario. Es decir, entorpecer, obstaculizar y en definitiva conseguir que la mujer desista en su decisión. No se entiende, si no, el contenido de la información que la Administración y las CC.AA. tienen que facilitar a las mujeres.Ahora toca evitar el retroceso, pero al hacerlo tenemos que acumular fuerzas para ir más allá. No vamos a parar hasta que el aborto voluntario quede fuera, en cualquier de sus variantes, del código penal.No es la suerte de los embriones, de los no nacidos, lo que se discute, sino una manera entera de entender el mundo y, particularmente, la posición que deben ocupar las mujeres. Por tanto, tengamos siempre claro que la oposición al aborto no tiene que ver tanto con la reproducción como con la sexualidad.Como dijo acertadamente una congresista norteamericana republicana pero favorable al aborto: “Está claro que todo el mundo tiene derecho a la vida menos la mujer embarazada”.el derecho al aborto es la piedra de toque de los derechos de las mujeres, cuánto más amplio más iguales, cuánto más restrictivo menos
  • Beatriz Gimeno: NO
O el aborto es un derecho de las mujeres a autodeterminarse, a la plena posesión de su cuerpo y su sexualidad, o es una concesión que el poder nos hace para que en los supuestos que ese poder graciosamente considere (y que han ido cambiando a lo largo de la historia) se nos permita abortarToda persona debe poder ejercer el control y decidir de forma libre y responsable sobre su sexualidad, incluida la salud sexual y reproductiva, sin presiones, discriminación y violencia.imponer un aborto a una mujer que quiere ser madre, o imponer un embarazo y la maternidad a quien no lo quiera, son ambos actos de violencia institucionalPonencia presentada por Isabel Soriano Villarroel, de AMPLIA, y Lucía Mazarrasa Alvear, del Forum de Política FeministaQuiero que voten a la intemperie, quiero saber qué votan, quiero saber quiénes traicionan, quiénes nos venden, quiénes atacan, quiénes a nuestro lado están. Quiero saberEs urgente un cambio legal que saque la interrupción voluntaria del embarazo del código penal y reconozca el derecho de las mujeres a decidir sin tutelajeLo justo sería que la ley reconozca el derecho de las mujeres a decidir sin tutelas ni restricciones.Visto que anuncian que la reforma no va a ampliar el derecho al aborto, sino a “acotarlo”, cabe albergar serias dudas de que los cambios en preparación sean los necesarios e incluso de que vayan a representar un avanceLos mandatos de la religión, en este caso la católica, con una fuerte influencia sobre la vida de Ruiz Gallardón, una vez más se imponen a la libertad de elección de las mujeres cuyas vidas van a volver a correr peligro por contravenir lo establecido, por ser libres para elegir sobre sus propias vidas y sus propios destinos. Después de la experiencia y práctica de estos años y de los largos e interminables debates, no tiene ningún sentido volver a un debate polarizado y estéril sobre aborto si o no, dando un espacio y protagonismo a la jerarquía eclesiástica y acompañantes que ni tienen ni se merecen. Que el aborto deje de ser un delito y garantizar el derecho de las mujeres a decidir, no requiere de grandes complicaciones legislativas, más bien al contrario, y aunque así fuera, se trata de reconocer y hacer efectivo un derecho que nunca nos debió de ser negado.El derecho a la autonomía de la mujer se hace efectivo cuando las mujeres tienen posibilidades reales de poner en práctica las decisiones que adoptanQue la interrupción voluntaria del embarazo deje de estar tipificada como delito en el Código Penal y pase a ser regulada como el derecho de todas, pero todas todas todas, a interrumpir un embarazo no deseado y a decidir sobre su maternidad, sus vidas y sus cuerposNo la reforma de Gallardón. Fuera el aborto del Código PenalDocumento de la plataforma MUJERES ANTE EL CONGRESO, que agrupa a unas 70 organizaciones feministas y otros colectivos socialesLa reforma de la legislación es urgente>. La práctica del aborto en este país es aún fuente de inseguridad jurídica para las mujeres y para el personal sanitario. La legislación con que contamos desde 1985 supone la criminalización del derecho a decidir sobre nuestra maternidad, nuestros cuerpos y nuestras vidas. No debemos dejarnos intimidar, ni deben hacerlo el Gobierno y el Parlamento, por quienes desean en su afán totalitario que su "moral particular" sea ley universal, ni siquiera han dudado durante su campaña extremista en minimizar la criminalidad del Holocausto o los abusos sexuales contra menores, e incluso, en algún caso, han llegado a pedir la despenalización de la violación, desacreditándose a sí mismos. Pedimos, por tanto, que la reforma se lleve a cabo sin vacilaciones.Exigimos que la nueva ley sea una buena ley. Nos dirigimos al Gobierno y al Parlamento para solicitar que el trámite legislativo mejore el anteproyecto. Los reales decretos que regulan la aplicación de la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo levantan toda una carrera de obstáculos a las mujeres, dificultando y entorpeciendo su decisión.ANTE LA REFORMA ANUNCIADA POR EL GOBIERNO de la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazoCarta al ministro de Justicia: fuera la IVE del Código Penal, derecho a decidir para todas las mujeres...Que el aborto voluntario se regule como un derecho en una ley específica y deje de estar tipificado como delito en el Código PenalMujeres ante el Congreso mostró su rechazo a que la IVE se contemple como delito en el códigopenal y exigencia de que se regule como una prestación del Sistema Nacional de SaludSu anteproyecto elimina la posibilidad de la libre elección de las mujeres, abocándonos a prácticas clandestinas e inseguras, generando riesgos en nuestras vidas y salud, con el consiguiente problema de salud pública. Como bien saben la Organización Mundial de la Salud ha demostrado en diferentes estudios que países con leyes restrictivas y ausencia de educación sexual tienen altas tasas de aborto y mayor morbimortalidad.Informe sobre los aspectos más importantes (para mal o para bien) de la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, contrastando su contenido con las demandas del movimiento feminista.Se impone unir esfuerzos para una modificación de la ley 2/2010, que, como mínimo, restablezca el supuesto de aborto terapéutico sin límite de tiempo, ya reconocido por el Tribunal Constitucional en 1985Resumen informativo urgente y provisional sobre anteproyecto presentado en consejo de ministros por ministro de Justicia...es un ataque directo al derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, en función de sus propios criterios y circunstancias, así como un intento de encasillar a las mujeres en un lugar subalterno e 'irresponsable'Los antecesores del PP intentaron que en España no hubiese una ley que permitiese el aborto, pero no lo consiguieron; el PP después intentó que no se introdujese un plazo, muy corto por cierto, en el que hay libre decisión, pero no lo consiguieron; tras tantas batallas perdidas tratan ahora de ganar al menos un bastión, de plantar su bandera reaccionaria en la vida de las jóvenes de 16 y 17 añosExigimos al Gobierno y a los partidos políticos un compromiso claro y decidido para modificar la actual despenalización parcial del aborto, de modo que deje de estar considerado como delito en el Código Penal, acabando con la inseguridad jurídica que la ley actual ha generado. Además, exigimos que la nueva normativa garantice y respete el derecho de las mujeres a interrumpir voluntariamente su embarazo, asegurando que estas interrupciones se realicen de forma normalizada en la red sanitaria pública.quienes hablan de coladero o, más finamente, de "excesos" deberían pensar que están acusando de un delito penado con cárcel a miles de mujeres que han abortado legalmente desde 1985 y a muchos profesionales de la sanidad que cumplen con su obligación.No se puede admitir que la reforma se haga a costa de las mujeres en peligro. No puede ser que ellas paguen el pato de la campaña demagógica sobre las “trituradoras” que hizo la derecha, quitándolas su derecho a partir de 22 semanas y un día de embarazo y, hasta la semana 22, alargando la ruta del calvario por el que pasan las mujeres que deciden abortar por estar en riesgo su saludDos años y ocho meses han tenido que pasar para que los tribunales reconozcan la evidente verdad: el "caso Isadora" era un montaje, contra las y los competentes profesionales de esa cínica madrileña, contra las mujeres que habían abortado y contra los derechos de todas las mujeres. "No existe el más mínimo indicio de que en la clínica Isadora se haya practicado un solo aborto fuera de los casos permitidos por la ley", dice el auto del juez García de Dios. Reciban nuestra felicitación las y los profesionales de IsadoraEntre tanto griterío de la derecha, está pasando desapercibido un aspecto regresivo del proyecto de ley de salud sexual, que recortaría los derechos de las mujeres embarazadas en grave riesgo para su vida y salud, para las que la interrupción voluntaria quedaría prohibida desde la semana 23 del embarazo y necesitarían en el tramo anterior más dictámenes previos que ahora.Una ley así cierra en falso el problema, es decir, lo deja abierto, al seguir considerando la IVE como delito, al restringir los derechos de las mujeres en riesgo y al limitar nuestro derecho a decidir a 14 semanas y bajo tutelaRespuesta a las declaraciones de Bibiana Aído según las cuales "ninguna mujer podrá acabar con su expediente en un juzgado por abortar". Sólo lo podría evitar una buena ley que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo. Ya que han perdido esa oportunidad, no nos prometan ahora "seguridades" que no pueden garantizarPor descontado, es una decisión de por vida: precisamente por eso son las jovenes y nadie más que ellas las que pueden decidirCuando se da prioridad a la decisión de la propia mujer, no hay que preguntar sus motivos, todos valenAhora tenemos pendiente el recurso del PP al Tribunal Constitucional, en el que el PP se aseguró una mayoría conservadora. Hay que movilizarse para que lo que no ha entrado por la puerta parlamentaria no nos lo metan por la ventana judicialNo se trata de sexo o de bebés. Se trata de poder, de impotencia y de un dolor terrible. Si pensáis que tenéis derecho a obligar a sufrir, entonces sois parte del problemaEspacios donde desarrollar prácticas políticas que no anulen la diferencia y permitan sitio a las voces disidentes sin que se intepreten como una ruptura paralizanteDesde que existen las sociedades patriarcales el cuerpo de las mujeres (no así el de los varones) ha sido un permanente campo de batalla, objeto de todo tipo de discursos públicos (jurídicos, éticos, políticos e incluso económicos) y de todo tipo de prácticas médicas, reglas, disciplinas y controles. Ha sido, y sigue siendo, objeto de derecho (casi nunca sujeto) y de derechos de otros, como cuerpo no autónomo sino sometido a poderes ajenos a ella: maritales, morales, religiosos,Ya hay nuevo Gobierno y celebramos que no lo presida Rajoy. Ahora, toca que atienda sus obligaciones, entre ellas las que quedaron pendientes de la anterior legislatura. Ninguna más urgente que la modificación de la legislación sobre aborto.La sociedad tiene que responder ante este atropello, apoyando esta lucha. Sin respeto a los derechos de las mujeres no hay igualdad ni libertad ni democraciaLa sociedad tiene que responder ante este atropello, apoyando esta lucha. Sin respeto a los derechos de las mujeres no hay igualdad ni libertad ni democraciaNuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra decisiónBreve presentación del monográfico #NoLeyGllrdn, obra colectiva de 145 páginas.Del 15 al 24 de enero. Inauguración con Mercedes Ridocci,Montserrat Cervera i Rodon, Carlos Jiménez Villarejo y Meca.No es admisible más retraso para despenalizar el aborto voluntario. Contra la tutela de legisladores, sanitarios, policías, jueces y curas sobre las mujeres. ¿Hay solución? Cambiar la ley. ¿Cómo? Hay que despenalizar el aborto, en la línea del proyecto de ley propuesto por la Coordinadora Estatal de Organizaciones Feministas: Podrá abortar toda mujer que lo desee, independientemente de su edad, estado civil o nacionalidad, a petición propia, sin más requisito que el de solicitar en los centros sanitarios la intervención médica adecuada. Por tanto, el aborto voluntario debería quedar fuera del Código Penal.Me gustó que fuese una "Ley orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo". Abordar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) con perspectiva "criminalista" supone un prejuicio previo. La IVE tiene que ser incluida en una visión integral de la salud sexual y reproductiva. Ocurre, penosamente, que la Ley no está a la altura de su nombre:Queremos intentar plantear el debate en otros términos de los habituales con el objeto de provocar, al menos, la posibilidad de una nueva racionalidad sobre el aborto. Nuestra intención es argumentar que cuando hablamos de aborto, en realidad, el aborto en sí no es lo más importante, al menos, no para los antiabortistas. Nos encontramos ante un debate que parece no tener solución teórica y esto es así por dos motivos. El primero es que no tiene solución porque no estamos debatiendo lo que parece, y lo segundo es que no tiene solución porque ellos no quieren que la tenga; su intención es mantener el debate abierto tanto tiempo como sea posible. El aborto no es lo que interesa a los antiabortistas y por eso las feministas deberíamos plantear el debate en nuestros propios términos, y no en los suyos. El caso español que se está debatiendo en este momento es un ejemplo paradigmatico.

Portada/Home


Número actual

Números anteriores

Taller de ideas

Archivo 1ª época (IS)

Temas

Por autores

De cultura


El proyecto

Consejo editorial

Consejo de apoyo

En papel...

Los libros

Boletín electrónico

Enlaces

Contacto...